Por: Ignacio Cruz Rodríguez

El Partido Revolucionario Institucional ha tenido buenos y malos gobernantes, por cierto a quienes más se recuerda es a los malos, pero lo que pocas veces ha tenido el PRI, son malos candidatos como está sucediendo en el distrito federal electoral XVII con cabecera en Cosamaloapan. Y es que normalmente los abanderados del tricolor son elegidos por ser políticos conocidos, probados en gestión y cercanos a la ciudadanía, pero lamentablemente esas cualidades no son características del ex panista Jesús Vázquez González, quien pretende ganar la Diputación Federal sin caminar, dialogar y consensar con los verdaderos operadores políticos del distrito.

Para el Partido Revolucionario Institucional los tiempos de gloria han pasado desde hace varias elecciones, hoy solo queda el desprecio y hartazgo contra quienes han saciado su avaricia con dinero del erario público, los cuales en su gran mayoría han sido voraces políticos surgidos de las filas del Revolucionario Institucional, de los cuales algunos como las ratas, al ver el barco hundirse han decidido enlistarse para su salvación en “La Esperanza de México”, o en algún otro partido.

Los candidatos del PRI tendrán que hacer una campaña perfecta, haciéndole entender a los ciudadanos que no todos los rojos son iguales, que hay quien si ha sabido gobernar, que iguales no son ni los dedos de las manos, pero esto jamás se logrará si el candidato no es un líder natural, a quien los simpatizantes sigan con gusto, pasión y credibilidad, con un equipo de trabajo constante, pero por lo poco que se ve, hoy en día los que están al mando de la coordinación del candidato del PRI en el mencionado distrito, son pura hipocresía y simulación, lo que sin duda garantiza al partido tricolor, otra dolorosa y anunciada derrota…Al tiempo!!!!

Total8069143