Cortesía ORP Noticias

Una joven mujer de quien se omite su nombre por la gravedad del tema declaró que el pasado lunes 12 de septiembre del presente año, se dirigió a urgencias del Instituto Mexicano del Seguro Social; esto con 27 semanas de gestación, ya que presentaba un dolor en el vientre.

Manifestó que después de esperar un rato, al llegar su turno, la atendió un médico pasante y este le hizo una revisión conocida como "tacto", en dos ocasiones, sin embargo dijo la joven que después de habérsele realizado dicha revisión, comenzó a sangrar, con lo que la tuvieron que internar.

Posteriormente todo se complicó y dio a luz a su bebé durante la madrugada, señaló que en el pasillo donde se encontraba había por lo menos otras 6 mujeres más, quienes fueron también víctimas de los malos tratos y regaños del personal, de quienes se refiere que eran todos pasantes con actitud prepotente.

Aseguró que su bebé nació con vida, aunque no en muy buenas condiciones por lo prematuro del tiempo de gestación; desesperadamente pidió que se le brindara la atención necesaria a su hijo y que se le colocara en una incubadora pero esto nunca sucedió, citó que no había nada que hacer, que el bebé no iba a resistir mucho.

Manifestó que fueron 2 horas las que permaneció con vida su bebé, y más tarde le informaron del deceso del niño.

Subrayó que llevó al pie de la letra su control médico y que la Ginecóloga que elaboró su expediente, siempre le aseguró que todo estaba bien, por lo que consideró que fue responsabilidad del personal médico y que "los pasantes son los que deciden quien vive y quien no".

Total7360055