En pleno ejercicio de autocrítica, el candidato del PRI-PVEM a la Gubernatura, José Francisco Yunes Zorrilla, afirmó que asume toda la responsabilidad de los resultados “devastadores” que obtuvo en el Revolucionario Institucional en el proceso electoral de 2018.

Después de señalar que el PRI perdió la Máxima Magistratura y los 30 distritos locales y la mayoría de los federales, dijo que por ahora no puede afirmar si en seis años volverá a aspirar por la Gubernatura de Veracruz.

En la sede del PRI, expuso que por el momento está tranquilo ya que llegar a ocupar la silla del Titular del Ejecutivo estatal no le resulta una obsesión.

"Puedo dormir tranquilo y vivir en paz sin ser gobernador, aprendí que no se debe decir nunca jamás", resaltó.

De igual manera aseguró que por ahora no intentará colocarse en otros cargos en la vida pública de Veracruz, "no me van a ver alzando la mano para otro espacio que se abra en el partido”.

Respaldó a su militancia, asegurando que los resultados obtenidos de esta elección son su responsabilidad y pidió que no se culpe a la militancia o liderazgos del Tricolor.

“Fue una campaña adversa en la que mucha gente no quiso participar, como también hubo mucha gente que me acompañó, de lealtad. El partido necesita gente joven”, dijo.

Por último hizo un llamado a la reconciliación a los ciudadanos para tener un mejor Veracruz.

Total8066064