El presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, Américo Zúñiga Martínez, no sólo ofreció sanción, sino también la expulsión de los militantes "traidores" que operaron en favor de MORENA y el PAN durante las pasadas elecciones.

"Yo les quiero decir que una vez que sean ratificados los nombramientos del Presidente de la Comisión de Ética y Justicia Partidaria: quienes traicionaron a nuestro Partido, incluso públicamente, para sumarse a otras fuerzas políticas habrán de ser sancionados y expulsados de nuestras filas", sentenció.

Américo Zúñiga aseguró que aquellos que se fueron por hacerle daño al PRI, no consiguieron su cometido, porque dicha fuerza no desaparecerá.

"Aquellas dirigencias que nos traicionaron y los militantes que con su acción u omisión quisieron ver al Partido derrotado, les digo que no lo lograron", dijo y aprovechó para reconocer a aquellos militantes que sí "se la rifaron" y que sí caminaron en las condiciones más adversas.

"No se merecen un reconocimiento o cabida quienes no levantaron ni un dedo para detener estas circunstancias", sostuvo al tiempo que aclaró que como dirigente del PRI carece de la prerrogativa para iniciar la expulsión de militantes.

"El PRI tiene instituciones, reglas, procedimientos e instancias y éstas son el Comité de Justicia Partidaria y la Comisión de Ética Partidaria", afirmó.

De igual forma, anunció que a partir de este instante inicia un diagnóstico de los resultados en el Partido y en éste sólo participarán los auténticos priístas. En dicho análisis, explicó, se pondrá en consideración el futuro del Partido.

"Hubo quien actuó con acción y por omisión en contra del Partido y lamentablemente el instituto está pasando por una crisis severa, pero sería equivocado premiar a quienes traicionaron a nuestras siglas", dijo Zúñiga.

"Esto fue una circunstancia nacional en donde estados con gobernadores priístas tuvieron una situación peor que la de Veracruz", dijo y a la vez convocó a nivel nacional a la reconstrucción del tricolor.

Total7966514