Estado de México.- Araceli, de 17 años, fue degollada en el patio de su casa por un sujeto que llegó a pedir un vaso de agua.

El feminicidio ocurrió la tarde del domingo en la comunidad de la Providencia, una zona rural rodeada de bosque, a medio kilómetro de la iglesia del pueblo.

Según el reporte de la policía, el homicida era un hombre, de unos 25 años, que llegó a la casa donde estaba la menor y le pidió un poco de agua.

Minutos después comenzó la agresión contra Araceli. El hombre la golpeó, sacó un arma blanca e hirió a la jovencita a la altura del cuello, para posteriormente darse a la fuga.

La madre de la adolescente corrió para intentar auxiliar a su hija, quien quedó tendida boca arriba, desangrándose. Su grito alertó a todos los vecinos, quienes pidieron apoyo a cuerpos de urgencias médicas y policiacas.

Al sitio llegaron elementos de Protección Civil, pero ya nada pudieron hacer por Araceli quien sufrió una herida que la llevó a la muerte.

Policías municipales y de la Secretaría de Seguridad acordonaron la zona y montaron un operativo para dar con el agresor, pero hasta el momento no se ha detenido a ningún sospechoso de este crimen.

Elementos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México abrieron una carpeta de investigación y trasladaron el cadáver al anfiteatro.

Total7330901