Luisa Fernanda Buitrago, una joven colombiana de 16 años vive una pesadilla, luego de que decidió hacerse un tatuaje.

La pesadilla comenzó cuando la joven estaba por cumplir sus 15 años y se le hizo fácil ‘regalarse’ un tatuaje bajo el seno derecho con la frase “No me dejes caer jamás”; se lo hizo uno de sus vecinos por 13 dólares y a los 15 días ya estaba hospitalizada.

“Empecé con un dolor de espalda, sentía hormigueo en los pies, se me inflamó el estómago, no sentía las partes íntimas”, así describió los primeros síntomas la joven colombiana.

Los estudios médicos descubrieron que contrajo una bacteria que le afectó el nervio ciático y la medula espinal, lo que le ocasionó pérdida de sensibilidad en las piernas.

Los médicos, para combatir la infección le hicieron una cirugía para drenar el líquido de su espalda, pero después desarrolló problemas con su apéndice y tuvo que recibir varias dosis de medicamentos, lo cual le provocó que perdiera al bebé que esperaba.

En su momento los cirujanos le dijeron que no volvería a caminar, sin embargo, hay una nueva esperanza, ya que una cirugía podría hacerle recuperar la movilidad, por lo que sus amigos y familiares han comenzado a reunir los 3 mil00 dólares necesarios para el procedimiento.

Total7766269