Sumido en la depresión y el alcohol, por el abandono de su esposa, quien partió con sus dos menores hijos, un campesino se arrojó a un pozo artesano donde murió ahogado y causa de los golpes.

Familiares se percataron de la decisión del desesperado hombre cuando, fueron la mañana de este miércoles a sacar agua del pozo que está en el terreno donde vive toda la familia, al asomarse observaron la macabra escena y así dieron parte a las corporaciones policiacas.

 

Fue en la calle Benito Juárez de la comunidad de Tierra Colorada, al sur del estado, donde se dio a conocer que en lo profundo de un pozo artesiano, de aproximadamente doce metros, se encontraba el cuerpo de un campesino identificado por sus familiares como Oliver Domínguez Aquino de 39 años de edad.

De acuerdo a los primeros datos aportados, Oliver se encontraba  tomado un día antes, es decir el martes alrededor de las 15:00 horas, fue la última vez que lo vieron y no volvieron a saber de él hasta que este miércoles cuando fueron al pozo artesiano a sacar agua del pozo es que se dieron cuenta que el cuerpo del hombre estaba en su interior, ya inerte.

Mencionaron que el hombre estaba tomando desde hace varios días pues había tenido una discusión con su esposa, quien se llevó a sus dos menores hijos, lo que lo deprimió y es como quizá decidió acabar  con su vida.

Personal de Servicios Periciales y de la Policía Ministerial acudió al lugar de los hechos para tomar conocimiento y ordenar el rescate del cuerpo para trasladarlo hacia las instalaciones del servicio médico forense para la práctica de la necropsia de rigor.

Total8083947