El Movimiento Nacional de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadores calculó que alrededor de 160 mil niños entre tres y cuatro años de edad se quedarán sin cuidado debido al recorte presupuestal a ese programa. Una de las voceras del movimiento, Karina Burgoa, afirmó que para paliar el recorte de 4 mil 70 millones a 2 mil 41 millones de pesos, el gobierno federal pretende reducir de 4 a 3 años la edad máxima para que los niños acudan a una estancia infantil.

De acuerdo con la Secretaría del Bienestar, antes Sedesol, en los últimos 12 años, el programa ha atendido un promedio de 300 mil niños al año en las zonas de atención de mayor pobreza.

La cifra anterior sería el cinco por ciento del universo total de niños que acuden a distintas guarderías o estancias en el país.

Karina Burgoa teme que con la decisión del presidente López Obrador, de entregar el dinero directamente a los padres de familia, muchos niños no tendrán una formación educativa.

En este sentido, señaló: "Las estancias no son casas de abuelitos. Aquí se les da a los niños una formación cívica, además de inglés, danza, se les cuida la nutrición, deporte".

Total8785187