Es un riesgo sanitario para vecinos, comensales de restauran y cocina económica, pero autoridades hacen caso omiso a las solicitudes de los vecinos…

Por: Pablo Solano Tejeda

Cosamaloapan, Ver.- Vecinos de la calle Belisario Domínguez entre las avenidas José María  Morelos e Miguel Hidalgo, piden a las autoridades correspondientes que den solución al problema de aguas negras vertidas de la tienda Coppel del centro de la ciudad hacia la vía pública.

Uno de los vecinos de la avenida Hidalgo casi esquina con Belisario de nombre de Raúl Riquer Nieto que esta situación data de varios años debido a que el drenaje no funciona bien por azolvamiento; y en tiempos de lluvias se dan encharcamientos pero se ha agudizado desde que abrieron la tienda Coppel ubicada sobre la avenida Morelos y la calle Belisario Domínguez, en contra esquina del palacio municipal.

Indicó que a diario los fétidos olores de esas aguas residuales son insoportables para los vecinos, los comercios como un bar, un centro botanero, un restaurant, una cocina económica y diversos negocios a los que asisten los clientes, representando un riesgo de salud para todos. Incluso los mismos niños de diferentes escuelas se exponen al pasar por la calle Belisario y la avenida Hidalgo Durante los desfiles.

Ante este problema de salud, Raúl Riquer Nieto, pide la intervención de las autoridades competentes tales como, la CAEV, Jurisdicción Sanitaria, Regiduría de Salud, así como de la regiduría de Drenaje y Alcantarillado del ayuntamiento cosamaloapeño para prevenir enfermedades tanto gastrointestinales como respiratorias y de la piel.

Sobre todo a la Jurisdicción Sanitaria No. IX, cuyos empleados también respiran los malos olores ya que las aguas pestilentes vertidas por la tienda Coppel escurren por la calle Belisario Domínguez pasando por las avenidas Hidalgo, Madero, -donde se ubican las oficinas de dicha jurisdicción de salud-, hasta el Boulevard Miguel Alemán.

Total8751454