Las comisiones unidas de Estudios Legislativos, Educación y Puntos Constitucionales del Senado aprobaron por mayoría el dictamen de la minuta de la reforma educativa, por lo que fue turnada de inmediato al pleno para su discusión y posible aprobación.

Los legisladores de Acción Nacional votaron en contra de la propuesta bajo el argumento de que se busca beneficiar a un pequeño grupo de maestros que en todo momento han atentado contra la educación de millones de niños, para obtener otro tipo de beneficios.

La discusión del dictamen duró casi dos horas y media, durante la cual los senadores morenistas defendieron el texto; sin embargo, reconocieron que la reforma es perfectible y lo que no se vale es apostar en contra del país.

La senadora panista Indira de Jesús Rosales San Román consideró que el proyecto es insípido y sólo busca beneficiar a un pequeño grupo de maestros que le han hecho mucho daños a la educación del país.

"Si queremos una reforma perfecta no importa el tiempo que se invierta, ya sea 24 o 48 horas, o un año, pues no podemos estar jugando con la educación de millones de niños y ceder a los caprichos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)".

Consideró que sólo se está haciendo “un show” al discutir una reforma educativa a cuyo dictamen no se le hará hacer ningún cambio, y "esperamos que en la votación final alcance el número para su aprobación y no la regresen".

Los senadores morenistas Casimiro Méndez Ortiz, Omar Obed Maceda Luna y Félix Salgado Macedonio salieron en defensa de este proyecto y recalcaron que es perfectible, además de criticar el odio que hay hacia la disidencia del magisterio.

Lo que se corregirá, expuso Méndez Ortiz, es lo referente a la evaluación y se eliminará todo aquel elemento con el que se pretenda castigar a los maestros.

En tanto, Maceda Luna sostuvo que con esta minuta se está dando el primer paso para mejorar la educación en México, y esto lo debe entender la oposición, que se niega a todo tipo de cambio que busca el avance del país.

A su vez, Salgado Macedonio resaltó que es necesario una reunión inmediata con el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma Barragán, con el propósito de que los dos mil 500 maestros sean basificados, pues tienen derecho a una plaza pues egresaron de sus normales.

“Ya tienen su título y con el fueron evaluados, por lo tanto, no hay ningún pretexto para que no se les dé trabajo”.

Fuente: Notimex/doh/foto: archivo

Total9418867