México.- La aspirina, aún en dosis bajas aumenta el riesgo de sangrado en el cráneo en personas que no tienen antecedentes de estas afecciones, de acuerdo a un estudio publicado por la revista JAMA Neurology.

Para el estudio se analizaron los datos de 13 estudios sobre el consumo de aspirina que concentran datos de más de 130 mil personas de 42 a 74 años de edad, los participantes no tenían antecedentes de enfermedades cardíacas o accidente cerebrovascular al iniciar el estudio.

 

A estas personas se les administró aspirina en dosis bajas para la supuesta prevención de los males cardiacos y cerebrovasculares y fueron agrupadas al estudio personas fuera de riesgo que tomaron un placebo de aspirina.

Se definió el parámetro de que una dosis baja de aspirina corresponde a entre 75 y 100 miligramos, pero la mayoría de la aspirina de venta libre superan los 81 miligramos.

Las personas que tomaron el placebo tenían un riesgo de 0,46% de sangrado en la cabeza durante los períodos de prueba combinados. De acuerdo con el estudio, para los que tomaron aspirina en dosis bajas, el riesgo fue de 0,63%, el equivalente a 2 adicionales de cada 1.000 personas que desarrollan una hemorragia.

La aspirina se recomendaba a las personas mayores para evitar la formación de coágulos de plaquetas, pero es estudio indicó que para las personas sanas, la aspirina no tiene funciones protectoras y que en algunos casos puede aumentar el riesgo de sangrado interno y muerte prematura, indica JAMA Neurology.

Aclaró que las personas con antecedentes de derrame cerebral o ataque cardíaco sí pueden tomar aspirina como forma de prevención de un segundo evento.

Total8938612