Imprimir

En redes sociales comenzaron a circular, desde la mañana, fotografías donde funcionarios públicos como el director de la CAEV de Coatzacoalcos, Rafael Abreu Ponce; Mauro Sánchez Pola, rector de la Universidad Tecnológica del Sureste y Ricardo Cabrera Férez, delegado de Patrimonio del Estado, realizaron colecta y entrega de apoyos a damnificados por el sismo del jueves, en Coatzacoalcos.

Pese a que los tres se encontraban fuera del horario laboral, lo que provocó irritación entre la población fue que el trío colgó lonas en los vehículos donde se transportaba el apoyo, con los colores utilizados durante la campaña política del ahora gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y sus hijos Miguel Ángel y Fernando Yunes Márquez, alcalde de Boca del Río y alcalde electo de Veracruz puerto, respectivamente.

 Al respecto, Saúl González, dirigente del PAN en Coatzacoalcos, reconoció que la acción de ayudar fue buena; sin embargo, descalificó la colocación de esas lonas y dijo que no eran las formas de tratar de ayudar, ya que esto puede ser tomado como acción proselitista. También deslindó al PAN de Coatzacoalcos de estas acciones y de la asociación civil “Yunete”.
 
Por su parte, el director de la CAEV en Coatzacoalcos, Rafael Abreu Ponce, aseguró que no se trata de un acto político y posteó en su Facebook:
 
“El día de ayer, a título personal y en conjunto con más de 25 amigos que conformamos un grupo de trabajo social desde hace más de un año, acudimos a las colonias San Silverio y Peloteros a hacer entrega de apoyo alimentario y de materiales para las personas afectadas.
 
El día que el temblor ocurrió, esa misma noche nos presentamos para apoyar en el rescate o evaluación de daños; comprometiéndome con los vecinos afectados para conseguir apoyos de manera inmediata.
 
El nombre de mi agrupación data de más de un año como lo registran las redes sociales y ésta desde un inicio lleva por Nombre 'Y únete por Coatza'. Es importante mencionar que dicha asociación no tiene ninguna relación con la Familia Yunes en ningún sentido, pues funciona con aportaciones de nosotros sus miembros.
 
Los apoyos ayer brindados fueron proporcionados sin ninguna clase de condicionamiento político o partidista. Nuestros recursos fueron limitados, pero todos aquellos que ocuparon ayuda y nos alcanzó para ofrecérselas, fueron beneficiados.
 
Los materiales fueron comprados con una tarjeta de crédito personal de mi propiedad y los alimentos una cooperación entre todos los participantes.
 
Lamento mucho y ofrezco una sincera disculpa a todos aquellos que pudieron haber sido ofendidos por esta actividad. Quienes me conocen sabrán que llevamos muchos años apoyando distintas causas, sin ver partidos o preferencias.
 
En esta ocasión sí me equivoqué por usar, sin ninguna mala intención, la agrupación que formé hace más de un año. Nuevamente ofrezco una disculpa a los ciudadanos en general.
 
Mi equipo es gente bienintencionada que desea ayudar donde se puede, ejemplo de ello y que no tiene que ver con temas políticos, es que tenemos listos más apoyos para enviar a la comunidad de Juchitán el día miércoles donde también la población requiere de ayuda y ofrecimos transporte a la comunidad istmeña local, para hacer llegar los apoyos que ellos quisieran enviar.
 
Esta actividad se llevó a cabo en horas no laborales y con recursos propios que pueden ser acreditados con los pagos de tarjeta y con vehículos particulares de todos los amigos que participamos.
 
El mismo día diversas asociaciones civiles, actores políticos, entre otros, se dieron a la tarea de ayudar como a todos nos correspondía. Unos con membretes de sus partidos, otros a título personal y otros con nuestras AC, pero todos ayudando; que era el objetivo.
 
El único responsable de la actividad ayer desempeñada es Rafael Jesús Abreu Ponce, nadie me lo solicitó y cualquier situación derivada de ella sólo me corresponde a mí aceptarla y hacerle frente.
 
Seguiremos apoyando a toda la población que lo requiera, porque es nuestra obligación y vale la pena la satisfacción aun si hay críticas; sin embargo, seremos muy cuidadosos de las formas para no ofender a nadie.