Durante la audiencia de vinculación a proceso en el Penal de Pacho Viejo, Juan Antonio Nemi Dib, ex Secretario de Salud afirmó que es inocente de los cargos que se le imputan, pues el no administraba ni ordenaba la obra hospitalaria, sino era directamente el ex gobernador Javier Duarte a través de la Comisión de Espacios de Salud. 

Ante la jueza de control Alma Aleida Sosa, Nemi solicitó una declaración instantánea: “ Soy inocente de los cargos que falsamente me imputan. Como secretario de Salud, no lleve a cabo ninguna conducta ilícita, me apegué a la ley. No ordené, no realicé, ningún tipo de obra de construcción, ni verbal, ni firmado, ni firmado, no otorgue ningún contrato de obra".

Al ex secretario, la fiscalía le sigue la causa penal 139/ 2017, por los delitos de abuso de autoridad e incumplimiento de un deber legal.

Aseguró que sólo el ex gobernador tenía facultades para llevar a cabo la operatividad, de la Comisión de Espacios de Salud de Veracruz (Coesa) y esta entidad tenía personalidad jurídica, patrimonio propio y egresos otorgados y autorizados por la secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan). 

Señaló que el Comité de Espacios de Espacios tenía personalidad jurídica y patrimonio propio que no dependían de la secretaría de Salud y Dirección de Servicios de Veracruz (Sesver) y era la única entidad que administraba construcciones, diseñaba y modificaba contratos de obra de hospitales y clínicas. 

"El Comité era el único que elaboraba normas, dictámenes técnicos y establecía contratos. Tenía su propia línea de egresos, no recibía dinero de la secretaría de Salud, sino de la secretaría de Finanzas y Planeación. Yo como secretario no tenía facultades, ni imperio para ordenar y organizar actividades de control del Comité" afirmó.

Cabe recordar que al ex funcionario le acusó que cuando era secretario permitió la adjudicación directa de la obra de la Torre Pediátrica por 186.7 millones de pesos a la empresa Gran Marca Proyectos SA de CV, aun cuando había irregularidades y vicios en la construcción. 

Según la FGE, Nemi sería autor intelectual de estos hechos y actúo con dolo al no evitar el contrato que causó un detrimento al gobierno de Veracruz por 110.9 millones de pesos que fue lo que se le pagó a la empresa por la segunda etapa de la obra que fue suspendida en 2015, y no concluida.

Total7150119