Poza Rica, Ver.- En medio de reclamos, señalamientos de imposición y jaloneos, se efectuó a puerta cerrada la elección de precandidatos a la diputación local por la vía plurinominal de Morena para la diputación local por el V Distrito; en el recinto donde ésta tuvo lugar, decenas de militantes fueron corridos por integrantes de la mesa directiva, debido a que supuestamente no aparecían en el padrón, pese a presentar sus credenciales de afiliación.

Decenas de militantes fueron “desconocidos” por la directiva municipal del partido, aun cuando habían sido partícipes de la asamblea distrital el pasado sábado 3 de febrero, desatando con ello una avalancha de reclamos en contra de los organizadores del evento, a quienes tacharon de solapar la imposición de candidatos por parte de Raquel Bonilla Herrera y Adriana Linares Capitanachi, ambas dirigentes del partido en el V Distrito.

Joaquín Antonio Rodríguez, militante de este partido, aseveró que como ejemplo del abuso al que son sometidos por quienes dirigen Morena en esta región, en el municipio de Coatzintla él y tres simpatizantes más se encargaron de conformar 21 comités, sin embargo, hicieron a un lado su trabajo y designaron a personas que no han trabajado por y para el partido “No se vale, nosotros hicimos el trabajo rudo sin recibir salario de Morena, lo hicimos por devoción a López Obrador, pero Raquel Bonilla nos impuso a una persona que no es ni de Coatzintla, estamos en contra de todo eso, para el partido somos desechables”.

Pese a la ola de reclamos, coordinadores de la asamblea respondieron de manera déspota a los simpatizantes con un “a mí no me esté reclamando, vaya a reclamarle a quien lo afilió”, “si no están en el sistema no van a pasar, no podemos dar de alta a nadie, lo siento no van a pasar, si no están en las listas, no van a pasar y se acabó”, fueron algunas de sus respuestas.

Raquel Bonilla llegó al lugar pero antes de solucionar la situación, se deslindó de toda responsabilidad. Foto: Noreste.

Pasadas las 11:00 horas al lugar arribó Raquel Bonilla Herrera, quien negó que se hayan registrado reclamos e inconformidades de los simpatizantes pese a que en ese preciso momento la joven Alondra Itzel Suárez Zepeta, quien aseveró que había trabajado de manera cercana a la coordinadora distrital durante la campaña de 2017, le reclamó que también había sido desconocida por su partido.

Bonilla Herrera reiteró que sólo militantes dados de alta en el sistema e integrados a un comité antes del mes de noviembre del año pasado, pudieron participar en la asamblea interna donde se seleccionó el método de votación y aspirantes a candidatos a las diputaciones plurinominales locales.

Por último, la coordinadora distrital de Morena se deslindó de cualquier responsabilidad en la organización de la asamblea y coordinación de la elección de diputados locales plurinominales, pues afirmó es el presidente de la asamblea, Arturo Domínguez, quien cuenta con el padrón de simpatizantes y quien decide quien entra y quién no.

Con información de Noreste

Total7797782