Un avión ruso con 71 personas a bordo se estrelló hoy en las afueras de Moscú, después desaparecer de los radares tras despegar del aeropuerto internacional de Domodedovo, sin que hayan sobrevivientes, informó el Ministerio de Emergencias de Rusia.

El avión, AN-148, de la aerolínea Saratov, se estrelló cerca de la localidad de Argunovo, a unos 80 kilómetros de la provincia de Moscú, sin que haya sobrevivientes, de acuerdo con fuentes de los Servicios de Emergencia citados por la agencia de noticias Itar-Tass.

 

Y es que además del fuerte impacto, el clima no permitiría la posibilidad de que alguna de las víctimas sobreviviera.

La aeronave, que llevaba 65 pasajeros y seis tripulantes, despegó del aeropuerto de Domodedovo a las 14:21 horas locales (11:21 GMT) con destino a la ciudad rusa de Orsk, a donde tenía previsto aterrizar cuatro horas después.

El Comité de Investigación de Rusia anunció la apertura de una investigación por el siniestro, mientras el presidente Vladimir Putin expresó sus condolencias a familiares y amigos de las víctimas del accidente aéreo.

Asimismo, pidió al gobierno investigar la catástrofe y realizar las labores de búsqueda necesarias, precisó el vocero del Kremlin, Dimitri Peskov.

La vocera del comité, Svetlana Petrenko, precisó que abrió un expediente por supuesta “violación de las reglas de seguridad aeronáutica y explotación de medios de transporte aéreo que ha derivado en la muerte de más de una persona”.

Poco antes, el Kremlin dijo que el ministro de Transporte, Maxim Sokolov, se trasladó al lugar del accidente para coordinar la búsqueda de los restos del avión, según la agencia de noticias Sputnik.

Por el momento, se desconocen las causas que habrían provocado el siniestro, aunque el Ministerio de Transporte de Rusia baraja posibles hipótesis, incluidas las condiciones meteorológicas y un error del piloto.

Total7150084