Ciudad de México.- El candidato a la Presidencia de la República del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, Ricardo Anaya Cortés, público un video en YouTube en el que se deslinda del posible lavado de dinero de su amigo Eduardo Barreiro, pero no negó en ningún momento las operaciones.

Se identificó al menos una decena de empresas involucradas en las transacciones, hechas en al menos seis países para darle forma a la legalidad, de acuerdo a testimonios de los operadores financieros a la PGR.

En el video disponible en YouTube, el candidato presidencial intenta explicar cómo compró un terreno en 10 millones de pesos y en un par de años lo convirtió en una nave industrial que vendió en 54 millones de pesos.

Antes de acudir a declarar voluntariamente a la PGR, Anaya Cortés, asegura que todo es parte de la guerra sucia del PRI en su contra.

“Y lo están haciendo porque van perdiendo, porque están completamente desesperados en un lejano tercer lugar”, dice al principio de su intervención.

El candidato presidencial se ampara en un par de cláusulas en el contrato de compra venta de la empresa de su suegro, Juni Serra y Manhattan Masterplan en las que asegura el comprador dar fe de la legalidad de los recursos, así como deslindar al vendedor de cualquier irregularidad.

A pesar de no aparecer como accionista o socio en el acta constitutiva de Juni Serra S de RL DE C.V. creada en 2013, Ricardo Anaya, se asume en todo momento como el comprador y vendedor del terreno y nave industrial.

“Yo tengo una empresa, con la que compramos un terreno. Lo empezamos a pagar hace 4 años el 19 de mayo de 2014”, relata en el video y agrega que “a lo largo de dos años construimos una nave industrial, que sería la construcción, pero en mayo de 2016”.

Responde la PGR que nunca fue a declarar

La PGR confirmó este domingo por la tarde que Ricardo Anaya Cortés fue invitado en distintas ocasiones de manera pública y éste rechazo las invitaciones, además de rechazar que la investigación que realiza tenga un tinte político, como lo estableció el candidato presidencial del Frente por México.

De acuerdo con la dependencia federal, a Anaya se le extendió la invitación para rendir su declaración ministerial por estos hechos, sin que éste haya hecho caso.

“Donde se le invitó públicamente, en repetidas ocasiones, a rendir declaración ministerial para lo que a su derecho convenga, lo cual fue rechazado por el candidato.

“Este 25 de febrero, el candidato presidencial de la coalición México al Frente se presentó en las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigaciones de Delincuencia Organizada (Seido)”, comunicó de manera oficial la PGR.

La PGR actúa conforme a la ley, lleva a cabo investigaciones en el marco de obligaciones constitucionales y es ajena a los procesos electorales o actividades partidistas. Por lo que, de ser el caso, citará a las personas que sea necesario en función del debido esclarecimiento de hechos posiblemente constitutivos de delitos”, respondió la PGR a Anaya.

En su explicación, Ricardo Anaya insiste que vendió la nave industrial a un reconocido empresario Queretano de nombre Juan Carlos Reyes, de quien se sabe es presunto prestanombres de Manuel Barreiro por declaraciones ante la PGR de los abogados Daniel y Alberto “N”.

Por último, Anaya Cortés desglosa en qué utilizó los 54 millones de pesos obtenidos de la transacción.

“¿Qué hice yo con esos recursos?, hice varias cosas. Primero, pague la deuda del terreno, segundo y muy importante, pague impuestos y tercero, decidí comprar otro terreno exactamente en el mismo parque industrial”.

Total7577253