Alcalde comprometido…

Servir y resolver…

Por: Aldo Rodríguez Camacho

Cosamaloapan, Ver.- Abel Cuevas Palmero, es el alcalde de Otatitlán, que ha mostrado un gran compromiso por ayudar a los que menos tienen. Y es que la tierra del Santo Cristo Negro, donde naciera el mayor poeta de la cuenca y médico Don Francisco Aguirre Beltrán, es orgullo de progreso y provincia. Y es que el mismo ilustre maestro Aguirre Beltrán, en su poesía “Provincia”, vislumbraba a la región como una zona sagrada. Por su gente, sus campos. Decía que era “la provincia de sus amores, la provincia de sus encantos…”

 

Su razón era absoluta, pues vivimos en una región bendecida. El caso más particular, es su tierra, Otatitlán, ahí donde es alcalde Abel Cuevas, que hoy debemos reconocer su mandato por confirmar su espíritu de servicio altruista. Abel Cuevas, como alcalde ha mostrado su vocación de ayudar a los que menos tienen. Ya construye 25 viviendas para personas que antes vivían en extrema pobreza y ahora van a dignificar su espacio de convivencia.

-Alcalde comprometido

En 2016 conocimos mediante una encuesta que Abel Cuevas Palmero, la ciudadanía lo consideraba como el mejor, para suceder a Jorge Guerrero. Fue un dato, que le dimos al entonces alcalde. Y es que cuando íbamos a encuestar en Otatitlán, por la entonces amistad, confianza y obviamente convenio de publicidad, lo hicimos del conocimiento de Jorge Guerrero.

Pero al reportero le pidió, “no pongas nombre en la pregunta de alcalde”. Por ello, lo dejamos abierto, y fue donde sólo preguntamos: quién le gustaría que fuera el próximo alcalde de Otatitlán. La ciudadanía quería al doctor Abel y a su hija Isaí Guerrero. Así decían.

-Servir y resolver

En 2017 trabajamos con Roberto Sarmiento “Ñaña”, cuando aspiraba a la alcaldía. Nos enlazó el profesor Francisco Aguirre, a ambos el reportero les presentó un ambicioso proyecto de ayuda y gestión para la tierra del Santo Cristo Negro, que incluía entre otras cosas, adquirir un tractor para apoyar a campesinos que no pueden cultivar sus tierras. Fomentar el deporte, diversificar cultivos, muestras gastronómicas e identidad de mayores eventos mensuales para atraer turismo.

En fin, Otatitlán, es la tierra sagrada. Y por fortuna vemos que el alcalde se ocupa de los cortadores de caña, entregar despensas, atender a la población, iluminar su pueblo, construir pavimento y apoyar la educación y salud. Bien.

Total7330901