A tres días de transcurridos el Año Nuevo, después de que todos ya se dieron el abrazo y los mejores deseos; la vida política y social del país transcurre en su curso normal, pese a que el EZLN lanzó su posicionamiento con respecto al gobierno de la 4ta Transformación y sus proyectos que marcarán su Gobierno como el Tren Maya. En el tema financiero anunció Bloomberg buenas expectativas de la muy correteada moneda mexicana por encima de otras.

También el Presidente López Obrador sigue dando sus conferencias matutinas y al parecer será parte fundamental de su estrategia de comunicación para mejorar la relación Gobierno y medios. Sin embargo con Grupo Reforma, a quien él llama “prensa fifi” no le fue muy bien con el comparativo que les hizo en cuestión de seguridad, homicidios y muertos; puesto que no les acepta sus números. También la crítica que políticos de la derecha les asestó por lanzar convocatoria para la tan sonada Guardia Nacional, sin haberse aprobado la iniciativa en los legislativos. Ups!

Regresando un poco al polémico 2018, el año crucial que marcó a nuestro querido país, con la llegada del referente más importante de la izquierda a la Presidencia de la República. Asimismo también cambió la geografía electoral del país completo, las curules y escaños también se tuvieron que reubicar de sus acostumbrados lugares. Fue un año realmente político, puesto que desde las etapas de precampañas, campañas, de la larga transición y la llegada de los nuevos funcionarios, fueron momentos tensos que marcaron una guerra de dimes y diretes entre políticos y de repente la sociedad entraba al quite. Pero no dejó de ser el año de muchas sorpresas.

Los partidos de derecha recibieron un descalabro electoral terrible, incluso el partido de centro-izquierda del PRD casi desaparece, al igual que la rémora del PVEM. Podría jurar que muchos de ellos siguen sin superar el agridulce proceso, siendo el ejemplo de los legisladores del PRI y PAN queriendo enseñar a realizar Consultas, sin haber promovido ninguna cuando fueron Gobierno; o bien proponiendo iniciativas y haciendo berrinches porque los del partido oficial no los pela. También el 2018 se llevó una Gobernadora y su esposo senador, dejando en la orfandad al panismo de Puebla.

Sin embargo entre la sociedad todavía existe esperanza y mucha fe para con el Lopezobradorismo, pues a escasos 32 días han ido avanzando temas como el NAICM, Los Pinos, Pensiones de Ex-Presidentes y otros temas que fueron bandera de su campaña y que la ciudadanía lo ve con buenos ojos. Aún con las oposiciones de sus detractores, sus proyectos prioritarios van a avanzar, pues al no haber de otra, al estilo priista utiliza la aplanadora en el Congreso y sacar adelante reformas e iniciativas de su gobierno.

Sin el PAN ni el PRI, sacó adelante el presupuesto para el 2019, pues no aceptaron los del grupo del poder, sus reservas ni sus consejos. Ahora lo que esperamos es que los recursos públicos vayan agarrando sabor a pueblo, los programas sociales tengan reglas de operación fáciles de acceder y que el Gobierno realmente represente al pueblo. Hay mucha expectativas para con las gasolinas, la infraestructura, los apoyos del campo y los subsidios asistenciales. El Gobierno de Mexico tendrá esa gran tarea para con los ciudadanos! Tiempo al tiempo!

Total8245158