La Comisión Estatal del Agua (Conagua) alertó sobre la contaminación en el agua que surte a las poblaciones de la Cuenca del Papapaloapan.

Mediante un estudio técnico de las aguas nacionales superficiales en 16 cuencas hidrológicas, que comprenden la Región Número 28 Papaloapan encontró un “problema de contaminación generalizado en todas las aguas”.

“Hay presencia de agroquímicos, metales pesados y coliformes”, expuso, en los resultados de este estudio publicado esta semana.

“Es necesario profundizar en los estudios sobre la relación de la calidad del agua, la salud de los ecosistemas (visto a través de la composición de especies y estructura de sus poblaciones) y la salud de los pobladores, la cual depende de manera directa, entre otras cosas, del agua que usan para beber, bañarse y regar los cultivos”, agregó.

La dependencia federal explicó que esta evaluación se realizó en 16 cuencas hidrológicas: Río Salado, Río Grande, Río Trinidad, Río Valle Nacional, Río Playa Vicente, Río Santo Domingo, Río Tonto, Río Blanco, Río San Juan, Río Tesechoacán, Río Papaloapan, Llanuras de Papaloapan, Río Jamapa, Río Cotaxtla, Jamapa-Cotaxtla y Llanuras de Actopan, que comprenden la región 28.

Sin plantas de tratamiento

Detalló que estos afluentes dan servicio de agua en los estados de Veracruz, Oaxaca y Puebla; a más de 4 millones de personas, de las cuales 831 mil 215 están en Oaxaca.

Nueve de estos 16 ríos surten de agua a los habitantes de poblaciones oaxaqueñas.

Conagua señaló que uno de los factores centrales de esta contaminación son la falta de plantas de tratamiento de aguas residuales.

“Y la inexistencia de buenas prácticas ambientales han generado que no se tomen las medidas correspondientes y que la calidad del agua se vea afectada. Resalta que en diversos sitios se observaron comunidades asentadas en las orillas del río que vierten sus desechos directamente al río, cambios de uso de suelo por la ganadería y agricultura (ocasionan un incremento de nutrientes) y los aportes de aguas contaminadas por los ingenios”, manifestó.

El estudio reveló, también, que dadas las malas condiciones del agua, la fauna es pobre.

“Hay pobreza de peces, explicada en parte por la sobrepesca, pero también por la falta de hábitats y buenas condiciones de calidad del agua para que produzcan poblaciones sanas y alta diversidad. Varias de las especies de insectos y de moluscos también indican condiciones pobres de calidad de este líquido”, señaló.

La Comisión informó que en esta zona del país, los habitantes tienen como principal fuente de abastecimiento el agua subterránea de norias, por lo que las condiciones encontradas en las aguas superficiales afectan a estos mantos de los que se surten los hogares.

Y la vegetación se pierde

Este estudio del Gobierno Federal señaló que además de la contaminación del agua, otro problema es la pérdida acelerada de la vegetación original por el avance de la frontera agropecuaria y el crecimiento de los núcleos urbanos que cambian el uso de suelo

“En particular, la disminución de la cobertura vegetal sobre las orillas de los ríos, provoca desestabilización de las laderas, reduciendo la fertilidad del suelo por la pérdida de la capa superficial”, reveló.

Conagua encontró en esta evaluación que el uso y disposición inadecuados de agroquímicos y herbicidas también disminuye las posibilidades de regeneración de plantas nativas además de contaminar suelo y agua.

Ello, añadió, va llevando a alteraciones en el funcionamiento del ecosistema y a la degradación de los servicios ambientales que proporciona.

Con información de Impulso Político

Total8069149