El Ayuntamiento se desentiende de dicho riesgo citadino.

Ni esta, ni la pasada administración panista hizo algo, a pesar de los reportes.

Por: Manuel Abrego

Tres Valles, Ver. Un verdadero peligro es el cruce de Emiliano Zapata y Flores Magón, a dos cuadras del centro de la ciudad.

El tope puesto en esa confluencia desapareció, con lo que motociclistas conductores en general y operadores de autobuses de las principales líneas atraviesan sin precaución Zapata la cual tiene preferencia, exponiendo a choferes y peatones a un accidente.

Ni la Delegación de Tránsito a cargo de Yamil Osman Domínguez, o esta actual administración municipal de extracción del Partido Revolucionario Institucional se han preocupado por ese riesgo.

Sobre decir que ni la pasada administración panista mostró algún interés por corregir esa anomalía a pesar de los reportes de Protección Civil, pues su principal objetivo nunca fue servir al Pueblo, y menos protegerlo en Vialidad.

Ya se reportó personalmente al presidente municipal Marcos Cano Ramos, quien tomó nota del asunto hace casi quince días, y nada. Tal parece que ni los ediles ni el personal de Obras Públicas municipales pasan por ese crucero puesto que el riesgo sigue sin que a nadie le preocupe.

En tres diferentes horas de días hábiles es además el cruce de alumnos de cuatro niveles educativos y padres de familia que se dirigen a la zona escolar cercana, y quizá haga falta un accidente para corregir esa anomalía citadina.

Operadores de Autobuses Unidos y de Oriente atraviesan dicho cruce sin el menor respeto para el tráfico de Emiliano Zapata, el cual tiene preferencia según la flecha roja que está pintada en postes y esquinas, sin que siquiera Protección Civil insista en la rehabilitación del tope.

Total7951316