Imprimir

Los 100 días en Veracruz

Sin oposición ni aliados…Plan Estatal….

Muchos ciudadanos esperábamos ver a los Gobernadores que se estrenaron con AMLO también dando su informe de los “ya famosos” 100 días, sobre todo al que le copia la mayoría de sus acciones, “moditos”, programas y hasta lo acompaña a tomar jugo de piña y “sin popote”. Me refiero al Ingeniero Mecánico Electricista Cuitláhuac García Jiménez, Gobernador del Estado de Veracruz, muy importante en el país por cierto, no solo por ser el tercer padrón electoral más grande, sino por su riqueza cultural, productiva, industrial, comercial, portuaria, turística, deportiva y de mucha historia. Aparte es uno de los estados de donde refiere el mismo Presidente haber tirado su cordón umbilical, pues suele decir: “soy chocojarocho”.

Mi análisis es porque al igual que muchos que queremos que le vaya muy bien a nuestro estado y a su Gobierno, y pues el oficialismo ha instalado nuevas modas en su forma de gobernar. Y queremos que Cuitláhuac no solo le copie el tonito choco al Presidente sino también le copie las buenas prácticas de este inicio de gestión. Creo está muy a tiempo de que veamos un señor Gobernador fuerte, con convicciones propias, con decisiones contundentes a favor del pueblo veracruzano. Por eso vuelvo a repetir que 100 días no es suficiente para evaluar y menos si no hay un proyecto que regirá los próximos seis años.

Es propio de los gobernantes cometer ciertos errores o algunas metidas de pata de colaboradores y que se lo achaquen al que más da la cara: el Gobernador. No olvidemos cuando los Senadores del partido marrón quisieron tocar los intereses de los banqueros y tuvo que salir el Presidente a desmentir que fuera iniciativa de su gobierno. A ciencia cierta todavía no podremos evaluar los errores de este incipiente gobierno estatal, pero ya nos acostumbraron a desmentir, a reconocer errores, a modificar reformas y por parte del Gobierno Federal. En Veracruz no hemos visto más que destellos de coraje contra un fiscal o contra ciudadanos enardecidos o la poca crítica de la oposición. Es mejor salir a dar la cara y que el pueblo no especule, asimismo como ya nos acostumbró don AMLO.

En días pasados lo comenté que el “Cuic” como muchos lo llaman, tiene una gran oportunidad de hacerle justicia al Estado de Veracruz, incluso me atreví a decir que tiene muchos aliados en las legislaturas federales, en el mismo Gobierno de su posible “mentor” y hasta en la oposición, puesto que son muy poquitos en el Congreso local. No es que queramos que soborne o compre diputados, puesto que sabemos de su credibilidad y honorabilidad como persona, pero en política es justo y necesario la negociación, el buen diálogo y los buenos acuerdos para la buena gobernabilidad. Veracruz quiere ver el liderazgo de su señor Gobernador y no oír otras voces que posiblemente solo sirvan para denostar, exhibir y criticar. Ahí es donde cabe el informe de los 100 días.

El plan estatal de desarrollo veracruzano posiblemente esté siendo preparado desde un escritorio en Palacio de Gobierno, aunque el Gobernador dijo que sería desde los diferentes sectores, cuestión difícil de observar para muchos que caminamos en tan bello estado. El caso es que no hay una claridad del plan rector de su gobierno y lo que le depara a los jarochos. Como ejemplo vemos Secretarias sin actividad, las carreteras destartaladas no hay para cuando se le meta mano. Sin embargo se habla más de la rivalidad con el fiscal, de su gusto por un género musical o del nepotismo en la estructura gubernamental.

Vuelvo a decir que el golpe de timón se tiene que dar en un estado tan complicado como Veracruz, ya que para laboratorios debe saber el Ingeniero Mecánico que ya no se puede seguir. En las escuelas se enseña que el servicio social y prácticas de laboratorio son antes de la graduación y de empezar a cobrar. La oposición está tranquila, se puede redireccionar la brújula aunque no haya habido informe de 100 días, pues tampoco hay que olvidar de la ideología tan izquierdista y contundente que se profesó, muchos no han de olvidar cuando AMLO pedía la renuncia de Peña Nieto, que se nombrara un interino y se convocará a elecciones, por incapacidad e incompetencia. Veracruz está listo para ser gobernado no para show ni nuevas elecciones! Tiempo al tiempo!