Por: Ignacio Cruz Rodríguez

La cuenca se destiñe de rojo….

Entre más tiempo pase sin que el Ex Gobernador, Javier Duarte de Ochoa, se entregue o caiga ante la justicia, más grande será la mancha para todos los priistas no solo de Veracruz, sino de todo el país. Y es que las elecciones del 2017 están a la vuelta de la esquina y todo parece indicar que al menos la cuenca del Papaloapan se destiñe de rojo.

En Tierra Blanca y Amatitlán, el PAN se mantendrá en el gobierno. En Tuxtilla, Acula, Carlos A. Carrillo, Cuichapa, Alvarado y sobre todo Ixmatlahuacan, está garantizada la derrota del PRI y por lo tanto llegará la alternancia, y todo es debido al pésimo y elitista trabajo que han desempeñado los alcaldes de estos municipios.

En Omealca, con Pedro Montalvo Gómez, en Chacaltianguis, con el Profe, Juan Martínez Torres, y en Otatitlán con Isaí Guerrero, se tiene asegurado que el PRI a pesar de la loza que cargarán los candidatos, podrán dar 20 y las malas, y aun así ganarán.

En Tres Valles, Cosamaloapan y Tlacojalpan, todo dependerá del derroche económico con el que el PRI compre la conciencia de los electores, ya que por ejemplo será muy complicado y tirándole a imposible ganar en Tres Valles con Heriberto Cano Díaz, al igual que en la tierra carpiana con Tomás Carrillo Sánchez, este par de municipios son de los más grandes y políticamente complicados de la región, y será en los que sin duda Miguel Ángel Yunes  Linares, invertirá más millones de pesos con tal de apuntarse la victoria.

Con esto queda claro que se avecina un panorama sumamente complicado para el partido tricolor en cuanto a los municipios cuenqueños, por lo que se espera que los alcaldes que serán oposición ante el nuevo gobierno del estado, se quiten la venda de los ojos y dejen que los ciudadanos decidan quienes son los mejores hombres y mujeres con los que se podría enfrentar el próximo periodo de elecciones.

LA JIRIBILLA.- En Tres Valles, se dice que ya se hizo el amarre y el bueno será verde mientras se descontamina el rojo….

Total8097491