Por: Gabriel García Esquivel

La detención del ex gobernador Javier Duarte dará para muchos días de análisis,  hasta pitorreo, sin embargo este domingo, un día después del suceso, los priistas no sólo se callaron, también se empezaron a desmarcar de quien fuera su jefe político, consolidado como uno de los hombres más poderosos y ricos en la última década en la entidad veracruzana, para terminar ahora en una de las peores desgracias de la clase política del PRI, quizás, también hasta ahora, uno de los hombres más repudiados en la historia de Veracruz. Superando a su mentor político Fidel Herrera Beltrán, quienes ganan con esta detención, es la interrogante, al parecer el presidente Enrique Peña, es uno de los primeros, obligado por las circunstancias a consolidar su credibilidad con los temas de lucha contra la corrupción e impunidad; de refilón el gobernador panista Miguel Ángel Yunes, quien lo ofreció como compromiso central de campaña, siendo ya una realidad. Aunque no se sabe si se le puede dar buena parte del crédito, aunque también es cierto que hizo mucho ruido con el tema desde hace más de 5 años, lo que también se convirtió en una cruenta batalla que se vivía todos los días en los medios de comunicación.

En 1995 Duarte inicio su carrera política al lado de Fidel Herrera, a partir del año 2004 como subsecretario de finanzas del PRI, tiempo más tarde subsecretario de finanzas en el gobierno de la fidelidad, secretario de finanzas, Diputado Federal y Gobernador. La carrera meteórica se estrelló con el desfalco millonario más grande hasta ahora en la entidad veracruzana, donde seguramente con su detención salpicará y habrá más detenciones entre los políticos y amigos del ex mandatario veracruzano. De ello se desprende el rumor de que varios políticos veracruzanos, al igual que empresarios e inclusive algunos que van de candidatos, están valorando salirse del estado y hasta del país. Las deslealtades en contra de Duarte de Ochoa, van acompañadas de mucha información, pero en el acto de la traición, todos quedaron al descubierto. Ejemplos, como el de Mauricio Audirac y Carlos Aguirre Morales, ex secretarios de finanzas que se paseaban sin recato alguno tras ofrecer información privilegiada por el uso de los recursos, jamás se imaginaron que serían aprendidos, a pesar de privilegiar información que demostró las entrañas de cómo fue la corrupción entre el pasado gabinete donde los más beneficiados fueron los amigos del ex priista Duarte De Ochoa.

Ahora que se habla de la detención de Duarte en Guatemala, un grupo de priistas recordó que tiempo atrás Obed García “el Guatemalteco”, el que perdió ante las urnas  y la ciudadanía con Saúl Lara, se habría encontrado en una reunión con el suegro de Javier Duarte, Tony Macías, en el encuentro casual, el candidato perdedor de Tierra Blanca en todas las veces que lo intentó, le recordó al padre de Karime Macías que se conocieron en la frontera de México y Guatemala, a lo que el suegro del hoy detenido, simplemente, se hizo el  desentendido,  hasta lo desconoció, con ello, que razón, aparente tenía Alfredo Osorio, cuando siendo candidato del PAN a la diputación local, decía en la comunidad de Huixcolotla que no votaran por un Guatemalteco, criado en Chiapas, haciendo referencia al perdedor y piro maniaco Obed García. Al final todo se sabe, y los vasos comunicantes entre la clase política permiten saber un poco de realidad.

Mal hace Alfredo Ahuja, quien en las comunidades señala haberle comprado la candidatura a Pepe Mancha para la alcaldía de Tierra Blanca por las siglas del PAN, pero este no respeto el acuerdo, acreditando el hecho como corrupto, aquí cabe la frase Tanto peca el que mata la vaca como el que le agarra la pata. Si lo que recientemente despotrica Alfredo Ahuja en las comunidades, es real, no será al primero que agarran por ingenuo. La pregunta es, cuanto fue lo que desembolsó, como le hizo para generar todos estos recursos. Aunque al interior del PAN señalan que antes de entrar en la rebeldía, un alto funcionario del gobierno municipal, le ayudó con una placa dental ya que, por problemas de higiene bucal, le decían la sonrisa de pluma Bic, por todos los puntos negros. Por lo que se le tuvo que dar tratamiento por fallas en la placa dentobacteriana, aunque hoy le están mandado a decir que la regrese, total, es postiza la dentadura, como lo fue en su momento el fervor panista y la supuesta lealtad por los Yunes azules…

Total7360024