La piedra en el zapato, azote de huleras y culebros...

Del ansiado fin del celibato.

Por Manuel Ábrego.

Suena raro, pero a ciertos curas les caería bien que se acabara el celibato sacerdotal, tema que se ha puesto de nuevo de moda en la Santa Madre Iglesia.

     Imaginemos que se hiciera el experimento en cierta región de Veracruz, a ver si le atinamos a los resultados. En el primer caso una esposa le reclamaría a su cónyuge sacerdote: “Oye, señor cura, a ver si a la hora de arrodillarse en la Santa Misa le dejas de ver la ropa interior a las muchachas”.

La piedra en el zapato, azote de huleras y culebros

Del eterno, viejo y otras cosas PRI. (II)

Por Manuel Ábrego.

¿Qué han tenido en común todos los dirigentes del Partido Revolucionario Institucional en Tres Valles con su actual dirigente, también regidor Marciano González Solórzano, el popular “Nito”?

Que ninguno ha sido lazo de unión entre los tricolores, pues si los priístas participan en una campaña política o se van a luchar por otro partido, es para tratar de entrar a trabajar al Ayuntamiento, y no por un partidismo.

LA PIEDRA EN EL ZAPATO, AZOTE DE HULERAS Y CULEBROS.

Del eterno, viejo y otras cosas PRI.

Por Manuel Ábrego.

Aunque estamos en un año no electoral, si algún partido político trabaja en Tres Valles es el Revolucionario Institucional con el ciudadano Tarek Abdalá Saad, lo que habla bien de dicho instituto político, al que vemos trabajar todo el tiempo, y aunque es con miras a la votación, no dice que sea electorero.

No es como Movimiento Ciudadano de Modesto Peña, ni como el Verde de un montón de gentes, menos como el PRD de Casto Mortera, Carlos Loyo y tantos otros, o como el del Trabajo, el cual sacan de la vitrina para comparsa cuando hay elecciones.

El hecho de que los priístas siempre trabajen tiene sus compensaciones, ya que casi todos sus presidentes han percibido dinero de una u otra forma desde el ayuntamiento.

Otros dirigentes fueron regidores que le tocaron por votación, como Diego Merino Aguilar, Antonio Yáñez López y Marciano González Solórzano. No todos tuvieron esa recompensa aunque haya sido tardía, la excepción fueron el empresario Cristóbal Arango Nieto y el maestro Aquiles Aguilar Parroquín.

El actual dirigente y regidor Marciano González Solórzano, el popular “Nito”

“En la torre”, dijo el buitre y siguió bailando, pero al ritmo de “Que hagan los bomberos para no quemarme”.

Aún quienes renegaron del tricolor en tiempos pasados, sienten que no hay caras en el Revolucionario y claro, no falta entre ellos el que se siente prospecto del PRI para una presidencia municipal.

 COLUMNA AL GRANO

Por: Guillermo Carvallo Cano

Les Gana Nelson un round a Sindicato de Empleados Municipales...

Logra el munícipe que legalmente el TECA les baja del 120% de Prima Vacacional al 45%...

Hace 26 años en el año de 1988, para ser exactos el 25 de noviembre,  que se formara el Sindicato Único de Empleados Municipales de Tres Valles, en aquel entonces integrado por Pedro Aguilar Ibáñez, como secretario general fundador, Margarita Díaz Candelario, ambos difuntos, Carlos Ortiz Hernández,   Socorro Sagastume García, Argelia Morfín Santos, Laura Rojas Garibay, Cástulo Contreras Delgado, Panchito Amador Segura, fundadores de ese gremio, que desde ese entonces y partiendo de ceros, iniciaron una buena relación con la institución, el carisma natural de Pedro lo hacía seductor con los alcaldes quienes le otorgaran beneficios que se convirtieron en logros sindicales, lamentablemente después de asumir  el cargo máximo como alcalde, el propio Aguilar Ibáñez, descuidó a sus representados y a partir de ahí estos iniciaron una nueva etapa donde les asechaba la envidia y el  control del sindicato, pese a eso, tanto Pedro Aguilar y Carlos Ortiz, ya habían logrado entre otras cosas, que los pensionados puedan tener dos pensiones la del IPE y la del IMSS, una quincena del mes del empleado, gastos funerarios por más de 20 mil pesos,  las becas por promedio de entre 10 y 8 para sus hijos y de propios empleados que estudian, Plazas hereditarias, prestamos, buenos aguinaldos, entre otros aspectos propios del sindicalismo.

LA PIEDRA EN EL ZAPATO, AZOTE DE HULERAS Y CULEBROS.

De la ausencia perniciosa....

Por: Manuel Ábrego

El pasado viernes se prendió una camioneta en la esquina de Flores Magón y Madero. Voluntarios y policías la apagaron a cubetazos en una acción que mucho les honra.

 A esa hora la unidad de Protección Civil estaba guardada en el salón oficial “Juventus”, imagino que fue porque ya había pasado el horario laboral. Gran diferencia de este gobierno tricolor de Marcos Cano Ramos con el anterior de los panistas, que la tuvieron disponible las veinticuatro horas, todos los días.

Quizás aunque se hubieran presentado al conato de incendio, hubieran seguido su costumbre de llegar como las gallinas, con el puro pico, o como las nodrizas, con los puros pechos, pues no se les ven equipo, técnica o ganas.

Posiblemente estén siguiendo los conceptos del eternizado coordinador regional Israel Rodríguez Alarcón acerca de que Protección Civil no es Cruz Roja ni bomberos.

No nos explicamos cómo es que en lugares como Orizaba, Tierra Blanca, Tuxtepec por mencionar unos cuantos, Protección Civil llega e interviene en  todos los accidentes, y en Tres Valles no llega, o llega tarde, y si llegan a buen tiempo no rescatan ni las tradiciones.

Total8088962