LA PIEDRA EN EL ZAPATO, AZOTE DE HULERAS Y CULEBROS.

De interesados y tuneros…

Por:  Manuel Ábrego.

     Alguna vez en la Época Grande de la política mexicana, alguien acuñó el dicho de que “Al nopal lo van a ver nomás cuando tiene tunas”, lo cual dicho sea de paso es un gran acierto, pues espinarse en una visita a la nopalera cuando no hay fruta solo le queda a los que aún no inauguran su cerebro.

      En la política, incluso en la más corriente como es la tresvallense, las tunas son los votos, el nopal es el electorado, y quien lo viene a ver es alguien que solo se presenta cuando el nopal tiene tunas, o sea, el elector da votos.

      Los políticos tuneros visitan a sus nopales solo cuando quieren tunas, son de cualquier partido y una característica de ellos es que no viven ni operan en Tres Valles, quizá porque les quedan chicos el Pueblo o sus gentes.

Total6032751