Imprimir

Por: Ignacio Cruz Rodríguez

Nació el 7 de agosto de 1935 en la ciudad de Tres Valles, vivió durante 80 años en la calle Enrique S. González, hijo de Tomás Martínez Corro y Beatriz Ramón Carrillo, fue político desde la edad de 5 años, cuando las elecciones presidenciales en 1940 siendo los candidatos Manuel Ávila Camacho vs el general Juan Andreu Almazán, el hoy ya convertido en leyenda tresvallense, gritaba por las calles en especial a la altura del viejo rastro, el nombre de su candidato favorito que era “Almazán”, por lo que al perder las elecciones su candidato, los trabajadores del rastro le apodaron en plan de vacilón “Almazán”, sobrenombre que llevó por el resto de su vida el buen amigo, Alberto Martínez Ramón.

En vida nos dijo que fueron más de 60 años participando en los carnavales de Coatzacoalcos, Poza Rica, Tierra Blanca, Cosamaloapan, Minatitlán, Acayucan y sobre todo en la Cuenca del Papaloapan, en especial en su muy querido Tres Valles, en donde por su vestimenta muy particular se le apodó “El Diablito de la Salsa”, logrando con esta distinción reconocimientos en todo el Estado de Veracruz, siendo nombrado de por vida como bastonero real de los Carnavales del Puerto.

En política siempre se mantuvo activo, siendo parte del equipo de colaboradores cercanos a su sobrino Andrés Manuel López Obrador, a quien acompañó en todas sus campañas desde la Gubernatura en Tabasco, hasta las dos ocasiones que el Peje ha querido ser Presidente de México.

Por su gran talento para bailar salsa, “el diablito” fue invitado en el 2013 para estar en el escenario de los conciertos de Alberto Barros, siendo esto un sueño de Almazán pues su amor por la salsa siempre lo mantuvo en condición para deleitar al público con sus pasos de baile, además también gano el primer lugar bailando en los juegos  Estatales del INAPAM  en la ciudad de Tierra Blanca el año pasado.

Almazán aunque siempre mostró su preferencia por su sobrino Andrés Manuel López Obrador, en el PRD y recientemente en Morena, se puede decir que en su tierra natal nunca politizó su participación en los Carnavales, ya que con cualquier partido político en el poder, siempre estuvo contagiando a todos con su gran alegría hasta el 2015, que fue su última participación.

El día 2 de octubre quedará marcado en el corazón de los Tresvallenses, fue la fecha en que Don Alberto Martínez Ramón, Almazán ó El Diablito de la Salsa, falleció a la edad de 80 años, iniciando con esto la leyenda de los carnavales. Este sabado su entierro fue como él lo pidió, con rostros alegres, con sus amigos bailando, con aplausos y sobre todo con el reconocimiento para quien dedicó gran parte de su vida a divertir a la gente, es por ello que desde la iglesia hasta el panteón se realizó la despedida de un icono de Tres Valles, y se hizo como él lo hubiese querido, como si fuera uno más, de sus paseos de Carnaval.